Aprender a ahorrar dinero

Bienvenidos! Si no aún no conocer tu perfil económico aquí te explicamos como definirlo.

En este artículo vamos a tratar el tema del ahorro desde un punto de vista más práctico, y no entendamos ahorrar solo como gastar menos dinero. Luís nos ha compartido su perfil de ahorrador (os invito a que compartáis el vuestro en los comentarios), veamos cómo podría mejorar Luis. Quizás tú podrías ser él.

Perfíl de Luis

Luis dispone de unos pequeños ahorros, no gana mucho dinero pero tampoco necesita mucho para vivir. Se podría decir que su situación económica es buena, pero no esta preparado para enfrentarse a un periodo de desempleo.

Aunque Luis cree que cuida mucho sus gastos, realiza muchos gastos innecesarios. Estos gastos irónicamente son motivados por querer ahorrar. No puede evitar lanzarse a esos ofertones donde dice -50%, -60%, -80%….

Luis no cree en la inversión. Piensa que eso es cosa de gente con dinero, y que la gente sin mucho dinero siempre sale perdiendo (esto le pasa a un gran porcentaje de la gente es una consecuencia directa de la crisis de 2008, pronto habrá un artículo hablando de ello).

Luis ha contactado con nosotros, porque le preocupa el futuro y se ha dado cuenta de que es incapaz de ahorrar, lleva ya varios años trabajando pero sus ahorros no crecen. Le preocupa que con la actual crisis pueda perder su trabajo y no estar preparado económicamente.

¿ Cómo puede ahorrar Luis ?

El perfil de Luis es bastante común en la sociedad de actual. Quién no ha estado enganchado a algún sitio de chollos y a terminado por comprar cosas que no necesita… . Tal vez no llevas muchos en el mundo laboral te has acomodado en un buen nivel de vida y tu cuenta corriente tiene el mismo dinero que hace 5 años cuando empezaste a trabajar… ¿ Dónde fue todo el dinero que ganaste con tu trabajo ?.

Para que Luis pueda ahorrar debe crear pequeñas reglas que controlen su gasto y sus impulsos.

Tres consejos que le ayudaran a ahorrar mes a mes.

Luis apuntará aquellas cosas que realmente necesita. Cuando vea una nueva oferta sólo podrá comprar el producto si está en su lista. Si el objeto no está en la lista, deberá esperar al menos un día para realizar la compra. También ayuda comentar con alguien cercano la idea de realizar la compra. En muchas ocasiones estas conversaciones nos hacen cambiar de opinión. Seguro que Luis lo agradece cuando vea crecer sus ahorros con el paso del tiempo.

Luis revisará sus facturas de luz, teléfono e internet. Llamará a las empresas donde tenga estos servicios contratados y tratará de obtener una mejor oferta, incluso deberá buscar otras empresas que le ofrezcan mejores condiciones, siempre las hay. La gente como Luis a la que no le ha preocupado su situación económica en el pasado, no suele reparar en los gastos fijos mensuales, lo ve como algo normal. Son un punto de reducción de gasto importante. Con el tiempo las facturas van subiendo y las ofertas desaparecen cuando ya eres cliente.

Luis es un fanático de los chollos y eso es bueno para ahorrar. A partir de ahora los chollos que buscará serán aquellos que le reporten un ingreso y no un gasto. Hay muchos bancos, tarjetas de crédito y algunos otros tipos de producto, los cuales realizan promociones que realmente pueden ayudarnos a ahorrar, siempre que nos informemos correctamente y comprendamos donde nos estamos metiendo. Hablo de ofertas que suelen decir cosas como, “Si traes tu nómina a nuestro banco te regalamos 100 euros”, o tal vez “Contrata nuestra tarjeta 0% comisiones y recibe un descuento de 50 euros en tu primera compra”. Aunque no lo creáis estas ofertas, muchas veces se pueden aprovechar sin ser engañados, a diferencia de lo que la gente cree. Para hacerlo solo es necesario informarse bien, preguntar en qué consiste la promoción, leer la letra pequeña y lo mas importante no dejarse seducir por futuros productos que puedan intentar venderte. En algunas ocasiones no es necesario contratar un producto para ingresar dinero con estas ofertas, aquí podéis ver un ejemplo de cómo ganar dinero por hacer algo que ahora hacéis gratis. Solo necesitáis buscar un poco para encontrar cosas como esa.

Invertir no es una opción.

Ademas de seguir estas reglas, Luís debe comprender que el dinero que no se invierte pierde valor. No es necesario que invierta su dinero en productos que no comprende, nunca se debe hacer eso. Tiene que dedicar un tiempo a buscar una forma de rentabilizar su dinero en la que confíe. Poco a poco a lo largo de varios artículos todos iremos aprendiendo con Luis algunas cosas.

Tal vez después de su búsqueda esté completamente seguro de no querer hacer una inversión directa con su dinero, es decir no quiere contratar un producto de inversión o comprar criptomonedas o alguna otra cosa que este de moda.

Pero seguro que con los conocimientos adquiridos en esa búsqueda, se da cuenta de que quiere hacer algo, en ese punto empezará a ahorrar. Empezará a ponerse objetivos, comprarse una casa, un coche… en definitiva, se gastará el dinero en cosas que le supone un ahorro a largo plazo, porque es la mejor forma de ahorrar, no lo dudes.

Para la gente como Luis, que no confía en la inversión. Hay que entender que no existe la posibilidad de no invertir tu dinero, si tu dinero son euros, su valor depende del euro. El valor del euro puede variar, claro que sí, estas invirtiendo en la economía europea, si esta sufre, tu dinero sufre. Por eso siempre se dice que es importante diversificar tu dinero y no poner todos los huevos en la misma cesta. Si tu no eres como Luis no te preocupes en breve llegarán consejos para otros perfiles económicos. No te lo pierdas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *